Saltar al contenido

Anécdotas

De la carnicería municipal…

Por algún tiempo funcionaba la carnicería multicolor de la junta, y digo multicolor porque al no haber heladera, o la que había, estaba rota, la carne quedaba de todos colores, era todo un arco iris de colores, y sin hablar de los congelados.. jeje, que cuando te los vendían, era solo un bultito lleno de agua, jeje.

Para conseguir un trozo de carne decente –escasos- había que ir a las 4 am a sacar número. Los funcionarios que conocían el mecanismo eran los primeros y compraban tanto como le diera el bolsillo… a fines de revender.

Por otro lado, daba lastima entrar por el corralón del costado de la junta y ver los tachos de basura repletos de cabezas de vaca, por no repartir entre algún funcionario mas necesitado, que no podía acceder al tan famoso colorido de la carne que no era solo color sino también mucho olor.-

De pedir ropa de trabajo o botas de lluvia…

Los obreros tenían que conformarse con lo que le daban, es decir si era un talle 42, le daban talle 56, jeje, y ojo había que entregar la ropa vieja y las botas, que no estaban rotas solo que a veces medio gastadas en la suela. El caso es que esas botas que entregaba el funcionario y que no estaban tan rotas, solo gastadas, había una orden de arriba de cortarlas por todos lados para que nadie mas pudiera usarlas.-no vaya a ser que pasara alguna persona necesitada y se hacia de un par de botas de lluvia!!.-

De los experimentados oficiales…

Casa de los Deportes en plena construcción, obreros por todos lados.- Dos oficiales albañiles encargados de la obra, años en el oficio y acostumbrados a la albañilería, según el encargado de obras de ese tiempo y ellos mismos.

Uno de estos experimentados oficiales, al poner un resumidero de piso de 20 x 20cm, rompió 4 baldosas de cerámica!! Y esto pasó en tres de los baños de la obra, en vez de romper solo una y colocar el resumidero el oficial rompió las puntas internas de cuatro baldosas. Para el que conoce el tema de albañilería y sanitaria, sabe de lo que hablo. Cuando vino el arquitecto y vio tal arte puso el grito en el cielo, pero el encargado de obras de la junta hizo poco y nada.

Y así quedaron algunos pisos de los baños de la Casa de los Deportes.

Otro caso insólito de este funcionario municipal, que se decía un muy buen oficial albañil, fue que su hijo trabajaba en la misma cuadrilla que él, el caso es que un día este señor suspende a un empleado, por bajo rendimiento en la cuadrilla, se armó un revuelo bárbaro. Suspensiones y más para el pobre funcionario. Pero el tema es que este pobre funcionario suspendido por bajo rendimiento en la cuadrilla era EL HIJO del señor que lo suspendió, y todo porque al parecer el hijo sabia un poco mas de albañilería que el padre.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: